¿Por qué visitar a un BFRP?

BFRPs son personas de todos los caminos de la vida que comparten la dedicación por los ideales de simplicidad y auto-ayuda del Dr Bach.



"Recuerdo que personas de todo el mundo, venían al Centro Bach buscando ayuda. Establecimos el Registro, para que donde sea que se requiera ayuda alguien esté ahí para facilitársela."

Judy Ramsell Howard
Director
The Bach Centre


Lo que los clientes piensan

"Estoy convencida que sus recomendaciones de la terapia de esencias florales evitó tuviera una depresión."

"Su terapia me dio un nuevo oportunidad de vida y estoy muy agradecidoa."

"Ahora tengo tiempo de llevar a cabo las cosas realmente importantes en mi vida - mi familia y yo."

"Estoy en el segundo día de tomarlas. Realmente han hecho una diferencia… Me siento mucho, mucho mejor."

"Es una experiencia maravillosa tener alguien que te guíe, especialmente en esos momentos de cambio, cuando ninguno de nosotros es capaz de ver el panorama completo."

Los BFRPs hablan

"Servimos a nuestros clientes enseñándoles cómo usar las esencias. Proveemos perspectivas basadas en educación, experiencia, entrenamiento e interpretación intuitiva. Ofrecemos visiones y entrenamiento que no puede extraído de un libro."

"[La gente viene a vernos cuando] están tan inmersos en la situación, que no pueden tener la suficiente distancia emocional de lo que están haciendo… Es mucho más sencillo ver lo que está pasando cuando eres neutral, cuando no estás emocionalmente involucrado."

"Un BFRP está comprometido con el trabajo y visión del Dr Bach de mantener por el cliente 'fe y coraje” en la Divinidad interior."

"Cuando estamos inmersos en nuestros propios problemas, a veces los árboles no nos permiten ver el bosque."

"El compromiso empieza cuando reconocemos el valor de las flores en nuestra situación personal."

¿Porqué visitar a un practitioner de Bach si yo conozco los remedios florales?

Lo que piensan los estudiates

En algunos de los cursos de nivel 3, se pide a los alumnos que dibujen su idea de la BFRP ideal. Así es como respondieron los estudiantes en un curso de 2010 en Edimburgo.