Los remedios florales y los homeópatas

por Katrina Mountfort

Como parte de mis estudios para la formación como homeópata en la Universidad de Westminster, Inglaterra, realicé una investigación sobre las flores de Bach como complemento para los tratamientos homeopáticos.

Como Practitioner de Bach estaba interesada en saber la posibilidad de utilizar ambas formas terapéuticas de manera de no comprometer mi formación en homeopatía clásica.

Descubrí que muy poco había sido publicado al respecto.

En una publicación de 1994 llamada El Homeópata, C. Richardson-Boedler presentó casos y ejemplos donde indicaba que algunos remedios homeopáticos no habían actuado bien; aludía que las flores de Bach pudieron haber actuado como catalizadores revelando una clara imagen del remedio constitucional.

Unos años antes, Vohra en un libro llamado Remedios Florales de Bach describía casos donde remedios homeopáticos actuaban mejor luego de la administración de las flores.

Era difícil obtener conclusiones basándome en la información disponible tan limitada. Así que decidí averiguar cómo eran utilizadas ambas técnicas terapéuticas por los homeópatas en sus prácticas.

Envié cuestionarios a 100 homeópatas practicantes en el Reino Unido, recibiendo 65% de respuestas.

Resultados del cuestionario

En respuesta a la afirmación "las flores de Bach pueden complementar el tratamiento homeopático" 78% de las personas que respondieron estuvieron de acuerdo.

Solo una persona no estuvo de acuerdo y el resto ni estuvo en acuerdo ni en desacuerdo.

De los encuestados, 74% había utilizado las flores en su práctica profesional.

La mayoría (54%), las utilizaron en menos del 10% de sus casos, y de esos 3 solamente utilizaron la mezcla de emergencia del Dr. Bach; 2 de ellos dijeron que rara vez.

El 20% de la muestra lo utilizaba en su trabajo terapéutico en más del 10% de sus casos.

El sistema floral más popularmente utilizado fue el de Bach (64%), seguido por el Australiano Bush (54%), y las Esencias de Bailey (8%). Otros sistemas solo fueron mencionados por 5 encuestados (8%).

La razón más común para dar las flores durante el tratamiento homeopático fue que el paciente sentía más apoyo y se sentía más involucrado en el tratamiento.

Otras razones expuestas fueron:

  • para apoyar un remedio homeopático o darle una ayuda extra
  • para apoyar a un paciente a quien le está funcionando un remedio homeopático pero está sufriendo de estrés emocional agudo
  • cuando la prescripción está funcionando pero se necesita dar un cierto apoyo
  • para ayudar si hay una respuesta emocional luego de tomar el remedio homeopático

Comentarios adicionales incluían la creencia que la homeopatía y los remedios florales trabajan a niveles diferentes y que las dos terapias no interfierían entre sí.

Algunos encuestados expresaron sus reservas sobre la efectividad, costo y conocimiento sobre cuál había funcionado en los casos trabajados.

En aquellos quienes concordaron en que las flores complementan o suplementan el tratamiento homeopático, pero que no los usaban, la mayor razón fue la falta de conocimiento sobre ellas.

En aquellos quienes ni estaban de acuerdo ni en desacuerdo, la razón más común fue que la homeopatía era más que suficiente.

La falta de conocimiento fue la causa más comúnmente citada además de la duda de cuál terapéutica había trabajado sobre el caso (las flores o la homeopatía) y la razón ética de estar saliendo de los límites de la homeopatía clásica.

Los encuestados quienes estuvieron en desacuerdo con la hipótesis de investigación manifestaron: "si el remedio homeopático correcto es dado, no hay la necesidad de suministrar suplementos."

Resultados de la entrevista

También se entrevistaron a homeópatas con una mayor profundidad y los siguientes temas emergieron:

  • la incorporación de las flores en la práctica es más un tema de experiencia personal, los seminarios son valiosos para aprenderlas y para incentivar el interés de los usuarios
  • Aunque algunas universidades incluyen programas sobre las flores de Bach en su currículo uno de los entrevistados opinó que no le parecía apropiado
  • Practicantes homeopáticos manifestaron su apoyo e incentivación a la auto prescripción de las flores de Bach por sus pacientes
  • La utilización de los remedios florales de Bach en situaciones emocionales agudas durante el tratamiento homeopático era una práctica normalmente empleada
  • Se dio un consenso general en la utilidad de suministrar las flores de Bach durante agravaciones homeopáticas

Hubo preocupación sobre el saber que actuaba cuando se mezclaban las dos prácticas, algunas personas pensaron que una era más efectiva que la otra.

Sin embargo la falta de conocimiento formal fue común entre los entrevistados que las utilizaban.

Entonces, ¿hay necesidad de utilizar las flores de Bach en la homeopatía?

Los encuestados/entrevistados no estuvieron de acuerdo con la hipótesis de la investigación; la tendencia fue a pensar que la homeopatía era suficiente.

Sin embargo, hubo una minoría que manifestó que las flores podrían ser utilizadas para complementar los tratamientos homeopáticos.

Desde luego que esta evidencia es anecdótica y para probar la hipótesis se requeriría pruebas clínicas fuera del marco de esta investigación.


" Quiero hacerlo tan sencillo como esto: si tengo hambre voy a la huerta y saco una lechuga para el té; si estoy asustado y enfermo, voy y tomo una dosis de Mimulus."