Flores de Bach para plantas

Seleccionando las flores

Star of BethlehemAnte todo debemos tratar de comprender los "sentimientos" que puede presentar una planta.

Frecuentemente se cae en el error de dar la fórmula de crisis siempre que la planta aparente estar enferma. Para seleccionar otros remedios para una planta conviene observar su patrón de comportamiento, el cual puede llegar a indicar el tipo de flor que necesita. También puede tomar nota sobre la manera que una planta tiende a reaccionar cuando hay algo en su contra.

Por ejemplo, una planta que sigue creciendo independientemente de si hiela, granice o lo que su perro pueda echarle indicaría que es del tipo Oak. La planta de al lado, que se está marchitando pero que aún logra florecer como si nada pasara indicaría Agrimony. Y la tercera planta que crece con tal exhuberancia que parece que va a estallar podría indicar el tipo Vervain.

¿Cuál sería la manera de ver si nuestras suposiciones son correctas? Pues empleando las flores de Bach que consideramos en las plantas. Si está en lo correcto entonces la planta se verá beneficiada. Si está equivocado no le afectará a la planta.

Administración de las flores

Water VioletPuede añadir las flores en la regadera como parte de su rutina de regado. De esta manera se mantendrán las flores en el suelo y la planta las absorberá gradualmente junto con agua.

La regla general de dosificación es de 5 gotas de cada remedio seleccionado y/o 10 gotas de la fórmula de crisis, por cada galón de agua. Riegue alrededor de las plantas y lo más cercano a la raíz. Si va a regar un árbol trate de cubrir todas las áreas cubiertas por las ramas, ya que éste será por regla general el tamaño aproximado de sus raíces.

Si va a utilizar las flores de Bach en una sola planta entonces no es necesario que utilice tanta cantidad. En su lugar agregue dos gotas de cada remedio (4 en el caso de la fórmula de crisis) independientemente de la cantidad de agua que vaya a darle a la planta.

Otra forma de dosificar es añadiéndo las flores seleccionadas a un difusor y rociar la planta para refrescar las hojas y flores, o bien para facilitar la salida de retoños. Para un difusor de tamaño regular necesita añadir un par de gotas de cada flor y cuatro de la fórmula de crisis.

Finalmente puede preparar una botella de tratamiento para cada planta individual. Para esto necesita una botella vacía de 30ml con tapa cuentagotas y agregar dos gotas de cada flor de Bach (4 en el caso de la fórmula de crisis). Rellene el frasco con agua mineral natural y conserve en refrigeración. Para regar su planta añada 4 gotas a su difusor y cubra la planta y la base. Si necesita llenar más de un dosificador para regar la planta entonces necesitará volver a repetir la operación.

Para macetas ponga de la botella de tratamiento cuatro gotas en una cucharada de agua y aplique en la base. Este es un buen método para tratar un problema visible, tal como daño físico, ya que las flores se pueden aplicar directamente sobre el área afectada.


" Quiero hacerlo tan sencillo como esto: si tengo hambre voy a la huerta y saco una lechuga para el té; si estoy asustado y enfermo, voy y tomo una dosis de Mimulus."