El autismo y las flores

las floresPor Roberto Cánepa BFRP

Pese a toda la parafernalia Hollywoodense de películas referentes al tema, el autismo real dista bastante de las propuestas de entendimiento que nos dan Rainman, Hijo, Levantate, y otras películas por el estilo.

No se nos debe escapar que "una vida común no hace novela". El autismo no escapa a esta regla, y para Hollywood es necesaria que Raimond, el hermano autista de Tom Cruise (Dustin Hoffman), sea un dotado de memoria fotográfica, y que pueda ganar en el blackjack.

Lo real diario y cotidiano para miles de familias, es que sus niños con característica autista tengan serios problemas para socializarse, y esto les produzca por déficit en su comunicación un aparente retraso o inmadurez mental.

¿Por qué digo "aparente"?, ¿es que aplicados los tests, comunes a los demás intelectos, no revelan con exactitud el nivel del niño autista?

Los trastornos del espectro autista están clasificados como trastornos de inicio en la infancia, lo que nos permite suponer que son asuntos que si bien no han producido un deterioro en la estructura que previamente funcionaba adaptadamente, si probablemente muestran un déficit en la formación de dichas estructuras.

¿Qué quiero decir con esto? - recordemos los estudios de Jean Piaget, y que el niño se desarrolla desde una instancia muy básica y construye paulatinamente nuevos mecanismos a partir de recombinar aptitudes mas básicas.

Para ser extremadamente básico, es menester que el bebe sea atraído por mi figura o presencia para que detecte que yo le estoy mirando, que me interesa, que hablo, que, en líneas generales, le estoy invitando a integrarse a un sistema sociocultural.

Y avanzando en las necesidades que se van presentando, la noción de peso separado de volumen, se da a partir de un determinado punto de maduración que eventualmente puede no producirse.

las floresVeamos, entonces que si todas estas etapas no se produzcan, eso traerá consecuencias mas o menos dramáticas para la formación o maduración del niño, ya que de permanecer sin darse cuenta de mi presencia como otro y de que somos seres semejantes, no se relacionará, ni hablará; en cambio, si solo cree que a mas volumen mas peso, podría eventualmente desarrollar una vida semejante a la de cualquier otro pero con detalles o excentricidades.

El suizo desarrollado en EEUU Ivar Lovaas, basándose en los escritos de Piaget, desarrolla un método donde cada etapa piagetiana es producida desde afuera (por un psicoenseñante) si no se produce espontáneamente.

A la vez en Carolina del norte, coincidentemente se desarrolla el programa TEACCH, donde chicos autistas son tratados desde la óptica de la comunicación y su trastorno, bajo similares pautas.

Es decir, que desde los 70 podemos decir que se trata al autismo a través de provocar las conductas que no se dan espontáneamente, realizado esto como una psicoenseñanza.

El termino es "elicitar", lo que quiere decir que por medios especiales se incita o provoca un comportamiento llevándolo a ser una elección inevitable.

Dicha palabra "elicitar" proviene del inglés e intenta explicar que dicha conducta es de alguna manera forzada por el operador, provocada. Entonces estas operaciones se repiten hasta que el propio chico decodifica la situación.

Quiero ser bien claro al respecto, que no se trata como explican los detractores del conductismo de simplemente repetir una conducta hasta que se "incorpora". No es "el perro de Pavlov", mas bien se trata de cómo a través de leer, se aprende también a escribir, o como un taller de lectura nos abre la cabeza para producir nuestra propia obra, o de cómo a partir de establecer el equilibrio necesario se llega a disfrutar de andar en patín o bicicleta.

De esta forma se ha llegado a progresos maravillosos como los de la Doctora Temple Grandin, o el activista del autismo Jim Sinclair quien no aprendió a hablar hasta los 10 años y según propias declaraciones no lo realizó antes por que no se daba cuenta de que esos sonidos que emitían los demás eran para decirse cosas.

En líneas generales y para una comprensión lo mas abarcativa posible, podemos hablar de cegueras selectivas, copiando lo que sucede en el daltonismo.

las floresTal como si fuera un color rojo, que para el daltónico es visto como un gris oscuro, (fuera este u otro el color afectado), determinadas áreas y sus comprensiones, pasaran a ser fondos grises indiferenciados, a los cuales como mucho se les puede dar una clave para ser interpretados.

Podría decirse siguiendo con el ejemplo, que si bien no ha de verse el rojo, si puede enseñarse que si ninguna luz brilla en el semáforo, es señal de que no se debe cruzar, o si el foco gris está iluminado no se debe intentar cruzar.

Muletillas tan útiles al momento de identificar el cruce, no son tan eficaces cuando lo que se confunde o no se distingue son las expresiones faciales de ira, alegria o incógnita. Esto hace también un individuo temeroso de las reacciones de los otros, justamente por imprevisibles.

Es sorprendente cuantas cosas nos decimos mas allá de lo verbal. Sin entrar a juegos de miradas cómplices ni apoyaturas del doble sentido o lo implícito, el mundo se vuelve psicológicamente inseguro cuando no podemos ver si una persona esta minimamente de buen o mal humor, si "le pasa algo", o si es mejor dejarle solo por que esta intratable.

Imagine entonces un mundo donde con la misma cara de nada alguien se acerque a darle una golosina o a gritarle ¡por que no te corrés!, y empujarlo.

La ceguera selectiva llega a su máxima expresión cuando se trata de la metáfora.

En los niños verbalizados, muchos de ellos de gran memoria y buen poder de deducción, cada cosa significa lo que es. Por ejemplo, un chorro es un hilo grueso de agua, y solo una estatua puede tener cara de piedra.

Asi también toda la gama de jerarquías que devienen de la estructura básica familiar y como metáforas de esta, no serán fácilmente detectadas, el respeto especial por quien detenta un poder como jefe o maestro no se registra.

Fácil es ver que estamos bastante lejos de una persona que tiene una atracción egocéntrica por si mismo, y que demasiadas veces en especial los políticos acusan de autismo a un necio o ignorante dando una excelente muestra de que sin dudas la vida es un espejo y no se ve nada que no abunde en el interior.

El problema capital del autismo es, por un lado, que sus estructuras psicológicas frecuentemente no se han concretado felizmente sino que solo en parte o con sustituciones, y que devenido de esto el autista vive en un mundo al que solo entiende a medias, y por lo tanto le es mas inseguro e impredecible que a los demás.

Asi, dependiendo de cuando se frena la evolución natural y de hasta donde se puede reemplazar las estructuras con automatismos, será el desarrollo que el chico alcance, y fundamentalmente dependerá de lo acertado de cada deducción sobre lo que internamente le esta sucediendo, ya que no es pensable que venga a la consulta preocupado por su dificultad para reconocer que palabras sean ofensivas o no.

Los elixires florales de Bach en este campo

Acabamos de explicar que Ivar Lovaas desató el primer nudo de esta madeja, al producir nuevas estructuras que por ejemplo de uso, pudieran ser incorporadas, dijimos en ese momento que utilizó las estructuras que enunciara Piaget, pero entonces...

¿no tenemos en los 38 caracteres, perfiles o reacciones de las flores de Bach, una maravillosa síntesis del completo funcionamiento del alma humana?

las floresPues entonces así lo podemos interpretar, estableciendo un más profundo lazo (por lo emocional) con el chico, y ampliando los horizontes mas allá de las técnicas habituales, ya que no solo contamos con el contener al niño en su hiperquinesia, sino que podemos echar mano de Impatiens y Chestnut Bud (según corresponda) para quien no se permite madurar el conocimiento en su insight, y diferenciarlo con tests muy básicos y claros.

Más allá de que ninguna de las propuestas anteriores nos permite llegar al nivel de profundidad de decir que un niño presenta problemas para insistir luego de un fracaso, y que este es un mecanismo imprescindible para aprender lo más difícil justamente.

Para nosotros los practitioners del sistema del Dr Baches, es solo un estado Gentian negativo, y no solo podemos identificarlo, sino que también deducirlo desde las actitudes hasta preverbales del niño, y ayudar a superarlo con la esencia y el apoyo adecuados.

Cuanto más se ejerce este sistema de pensamiento, más fácil se encuentran las estructuras.

Para dar un ejemplo, un joven de 19 años que ingresó completamente ecolálico (que repite sin darse cuenta de que habla, sino como una reproducción de un sonido escuchado) y que luego de seis años de retroceso experimenta sus primeros dos años de recuperación, pasa de hacer estereotipias (reacciones sui géneris sin explicitación de un por que, como tomar cosas sin permiso de negocios) desde una reacción tipo Willow que sería por resentimiento, en un momento a hacerlas solo si no se le está prestando atención (sentirse desplazado) una reacción Chicory negativa.

El solo hecho de poder entender las reacciones del chico a través de sus reacciones, ya es en si misma una comunicación, y en los casos donde esta falla esto es oro puro, ser entendido, es estar de veras vivo para alguien.

Desde luego que no descubrimos el paraíso autista, muchas veces tal como se repite en cada curso, la forma de actuar de los elixires, capa por capa, devela lo que pareciera una agravación del cuadro, o por lo menos un momento molesto dentro del tratamiento.

Que quise decir con esto, que muy probablemente de un estado de tristeza que pueda ser tratado como estado Gentian o Mustard, devenga en una "bronca" no expresada en su momento, y que de seguro será expresada y deberá ser contenida apropiadamente, pues el nivel de verbalización no exime de los manejos de las emociones y todo resorte comprimido se libera con cierta violencia.

Una de las mas impresionantes esencias para estos tratamientos es Gentian.

Las dificultades que el chico experimenta al intentar insertarse sin la totalidad de las impresiones y decodificaciones se suelen leer como baja resistencia a la frustración, entonces una situación termina en una rabieta cuando debiera terminar en la comprensión de cómo se realiza un asunto cualquiera.

las floresPero con Gentian y las contenciones ex profeso preparadas a tal fin se pasa a poder aprender del error, por lo tanto aprender a secas, que el éxito no enseña nada.

Lo maravilloso de usar los caracteres de Bach como estructuras es que por ejemplo nadie considera el apuro como una estructura, simplemente se lo sofoca a través de administrar el displacer toda ves que esto aparezca.

Para nosotros un apuro mas que una hiperquinesia es un estado Impatiens, toda una forma de ser cuya parte visible puede ser el apuro al caminar, o la leer, pero que es vivir en apuro, y quién vive en apuro, suele estar demasiado apurado como para aprender.

Un ejemplo nos puede aclarar en que medida esto se da: un joven casi adulto, que camina literalmente tirando de la mano con la que se mantiene agarrado de su acompañante.

Se denota que esta actitud por lo menos ansiosa se manifiesta a casi todos los niveles, camina como apurado por llegar a ningún lado y no disfruta el paseo, devora las golosinas evitando disfrutar del sabor, y finalmente lee, salteándose algunas letras en su ansiedad por terminar la lectura.

Se toman varias medidas concurrentemente con la administración de Impatiens, por ejemplo, se detiene la marcha cada ves que él la apura, se le pide que repita las lecturas erradas, y se festeja su bien leer, se le obliga a explicar de que sabor son unos pequeños caramelos uno por uno, y finalmente dado su atracción por apretar botones del ascensor, se le lleva lentamente acompañando esta anticipación con afirmaciones que ratifican que "nadie te va a sacar los botones", lo que rinde enormemente.

Sorprendentemente o no, muchas de las actitudes terminan enfocando un solo elixir o dos. En este caso particular, Chicory logra que esta ansiedad por que apurándose nadie le saque nada (probablemente sus hermanos), termine relacionada con que sus exabruptos remitan también con este elixir ya que responden a seguir siendo centro, así como remite el temor de fracasar o enfrentar desafíos, por no decepcionar, pero habiendo pasado antes por la correspondiente esencia digamos primaria, según el caso Impatiens, Willow, Gentian.

La modalidad elegida para estas experiencias es el "acompañamiento terapéutico", una forma que permite permanecer muchas horas con el paciente actuante.

Esto tiene su parte buena y su desventaja. Se trabaja en una enorme intimidad y con gran conocimiento del chico, pero para un individuo como uno, hace difícil el realizar varias experiencias a la vez, de modo de poder realizar un doble ciego a la manera que con mucha y muy sana envidia vi realizar a unos colegas cubanos.

Como esperaba Edward Bach, estamos presenciando una época de nuevas medicinas, y debemos dar gracias por tantas abundancias.

Roberto Cánepa BFRP es experto universitario en autismo y TGD (U.T.N), y diplomado superior en terapias sistémicas (Albert Ellis institute NY).